miércoles, enero 25, 2006

¿Soplan nuevos vientos políticos en Colombia?

Se ha dado inicio a las campañas al Congreso en Colombia. Se presenta entonces el mismo deja vu de cada cuatro años, de fugaces campañas de partidos unipersonales pareciendo un país sin rumbo. Se habla de la reelección y para muchos parece seguir siendo la mejor opción...o adaptando un concepto de Churchill, Uribe es la peor elección exceptuando todas las demás. El problema no es de candidatos, si es de derecha o izquierda o si es un tal partido o no; al menos no en un momento donde todos parecen proponer lo mismo. Años se han pasado pensando en lo mismo, en cómo pensar la política.
¿ Cómo pensar la política en Colombia ?

Primero hay que preguntarse si en verdad la política cumple con sus metas. Todo el mundo habla de la política, del hecho que está involucrada con muchos de los aspectos que encontramos en nuestra cotidianidad. Al comienzo se habla de la política como la ciencia donde la gente se puede expresar con libertad, manifestar sus opiniones. Lastimosamente tocaría cuestionarnos si en Colombia en verdad eso se lleva a cabo. Personalmente creo que las opiniones están cohibidas por los intereses de los grandes grupos económicos y políticos, los cuales censuran o promocionan los medios de comunicación para su beneficio.

Siguiendo en el tema de los medios de comunicación, son ellos los que se encargan de difundir la información de la forma más neutral, verídica y completa posible. Pero detrás de cada periódico se encuentra algún grupo que manipula la información. Se encargan de venderle a la gente ideas erróneas, les dan fundamentos manipulados para que la gente conciba cosas que no son y emita conceptos y opiniones unilaterales. La gente muchas veces emite sus opiniones con base en una sola fuente de información, parcializada, manipulada, cerrada en su solo punto de vista. Es decir que manipulan la opinión general, como el más patético de los títeres, colaborando con la mayor farsa, la política, aquella que quiere imponer el interés común sobre el personal. Un interés común que al igual que la persona jurídica, no deja su estado ficticio.

Es decir que en Colombia no hay que pensar la política, de hecho hay que dejar de pensarla. Lo único que ha hecho es generar conflictos, entre los simpatizantes y los opositores, rivalidades humanas, las guerras civiles. Todo esto bajo el pretexto de luchar por un orden en la sociedad para garantizar el cumplimiento de unos derechos, de unas libertades. Desde que se generó la democracia, le gente se dedicó a delegar sus funciones, sus derechos, su voto, su voluntad, su vida, su alma al diablo. A un diablo enmascarado que al igual que el flautista de Hamelin, nos idiotiza con las promesas de luchar por los intereses de todos. Pero siempre se termina beneficiando a una minoría, una minoría poderosa e influyente. Es esta minoría la cual se ha encargado de ejecutar las funciones que en verdad nos conciernen a nosotros como ciudadanos.
Es cierto que tenemos una democracia representativa, pero esto no nos exime de nuestra labor como ciudadanos. El trabajo no terminar en elegir y ya. Esa debe ser la propuesta joven, animarse a participar, seguiendo ejemplos como los de los amigos de Bolivia quienes nos compartieron su experiencia en Lima hace unos días. La política es más politeia que politiké. Es más práxis que retórica elemental. La política no se hace, ella surge de la cotidianidad, pero es difícil pensar en proyectos para jóvenes si aún no tenemos las agallas para lanzarnos al ruedo político. Los convido a ir más allá del simple voto. Participar, vigilar, proponer, sigue siendo válido el resto del periodo. No vale la pena esperar 4 años para quejarse, u otros 4 y derrepente descubrir que dejamos de ser jóvenes y a fin de cuentas...no hicimos nada.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Es interesante poder encontrar jóvenes que no solo se limitan a estudiar una carrera y dejarse llevar por lo que todos (algunos) les afirman.

En el escrito que acabo de leer me doy cuenta que hay más que una opinion, hay fundamentos.

Es Necesario y Urgente que principalmente los Jóvenes tomemos conciencia de la vida política que se está manejando y hacia donde nos esta llevando, es Importante que el hecho de volverse "importante" no acabe con todo por lo que alguna vez luchamos!!!.
Ojala el día de mañana tengas en mente este mismo escrito y así como otros estes luchando por "dejar de pensar en Política" y de esta forma lograr beneficiar a la mayoría.

12:06 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home